Se produjo un error en este gadget.

21 de junio de 2010

Por que se rascó la pera *

http://zonaliteratura.com.ar/?page_id=895

Caminó las dos cuadras sin que ella lo advirtiera. La charla había aclarado las cosas, sin embargo algo le produjo desconfianza, otra vez.

Joaquín era de hablar poco, de casi no cuestionar. Prestaba atención a pequeños detalles y notó que Érica se rascaba la pera más de lo normal. Pagó los cafés y se despidieron.

¿Espero a que me llames en quince días, entonces?

Érica respondió que sí. Se volvió a tocar la cara.

Joaquín, como siempre, eligió no confrontarla, pero sabía leer sus tics. Dejó que se alejara hasta doblar la esquina y empezó a seguirla. No era la primera vez que lo hacía. Le transpiraban las muñecas, las rodillas y sentía flojos los tobillos, pero igual caminaba.

Las tres veces anteriores había confirmado sus sospechas. Después de esas dos cuadras ella seguía caminando sin mirar hacia atrás. Apuró sus pasos hasta alcanzarla y la llamó.

Érica, no me llames en quince días, le dijo. No me llames.

* Este texto surge de un ejercicio de taller, en el cual el profesor dicta una frase y con ella se empieza a escribir un relato. Al tiempo dicta otra frase y se debe continuar con aquella frase. Lo mismo las subsiguientes. Están en negritas las frases dictadas que había que incluir.

5 comentarios:

  1. sólo porque me quedó la duda, y sé que los relatos no vienen con manual de instrucciones, pero ¿qué confirmó?

    beso!

    pd.: me gustó el "no me llames en quince días, no me llames" ¡contundente!

    ResponderEliminar
  2. Hola manuela =)
    mmm... no se, confirmó sus sospechas, que le había mentido, supongo. Pero exactamente qué, no se.
    Eso es lo bueno que tiene el cuento para el escritor, está permitido dejar huecos para que los complete el lector.

    Claro que si el hueco es demasiado grande y el lector no lo puede llenar, entonces el cuento falla.

    Pregunto a los próximos lectores: también les parece que el cuento no es claro?

    Beso

    ResponderEliminar
  3. "Érica, no me llames en quince días, le dijo. No me llames." No me llames porque hoy cai en cuenta que me puede doler.
    Me gusta Matias,
    Beso.

    ResponderEliminar
  4. lejos de ser Matias... querría ser Matias!
    Muy bueno... pasate si queres por el mio.
    Simple abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Quizas supó que lo mejor era terminar. Que las llamasdas que se adeudan, muy en el fondo, son la evidencia de un desinteres y de una posible desilusion.
    Yo creo, q por fin le llegó la respuesta!
    "no me llames en quince días, le dijo. No me llames."

    Te invito a mi sitio: http:sententiagiovane.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.