Se produjo un error en este gadget.

7 de abril de 2008

El patetismo vende?

La modalidad de narrar el auto-petetismo [*] encuentra en los blogs un espacio bastante importante, that's a fact. Y entre estos, sin duda predominan las descripciones femeninas de sus fines de semanas en pijamas dentro de sus departamentos, con el control remoto y el teléfono para el delivery como actores protagónicos. A las que lo hacen les confieso que algunos relatos me gustan, pero hay tantos que cada vez deben esmerarse más para no ser la figurita repe.

Y como yo soy un poco caprichoso y copión, también quiero hacer el mío.

Antes de empezar, algunos irrefutables sobre mi. Deportivamente no soy un virtuoso ni un dotado en nada, pero hago todo lo que se me cruza, y aceptablemente bien. Nunca tuve un gran estado físico, pero sí tuve mi época de apogeo. A los 27, me fanaticé con la escalada, y entrenando 4 días por semana llegué a pesar 87kgs. Aclaro que este peso, para mi altura (1,90) significa ni un gramo de más. De ahí hasta hoy, a mis 31, todo fue en descenso. La escalada, por motivos laborales, de mudanza y de caídas libres de 9 mts, la fui dejando hasta que la abandoné. A esto se le sumó un año entero de cero actividad deportiva por superposición de horarios entre el futbol 5 con amigos y mis clases de teatro. Ya hace un año que retomé el futbol semanal, pero ahí estoy, luchando a diario entre salir a correr (david sin su gomera) y tomarme unos mates con tostadas (golliat con dulce de leche).

Pero hace siete días decidí derribar al gigante. El lunes pasado, después del futbol decadente, terminé tan destruído que esa noche por dos horas no me pude dormir de lo que me dolía el cuerpo. No un tobillo, no la rodilla, no la paralítica... EL CUERPO!!! Primera vez que utilizo esta expresión para describir mi estado, y primera vez que me tomo un ibuprofeno para dormir.

"Se acabó, necesito por lo menos un día más de actividad física en la semana!". Así que el miercoles feriado salí a correr por el glamoroso Saavedra Park. 15 minutos de trote liviano, no más, para no forzar la máquina. Piano piano. Todo encaminado, Golliat de rodillas, y David saboreando el knock out.

Embalado, el jueves a la tarde repetí, pero con 20 minutos de trote.

Sábado al medio día, en una guardia traumatológica: "sí, donde te duele es justo en talón de aquiles, lo debés tener esguinzado. Hiciste algún esfuerzo grande, tuviste un golpe, sentiste un pinchazo?"

Casi le miento de la verguenza. Pero mentirle al médico, al psicólogo, al contador o al solitario es un grado de patetísmo que todavía me reservo para más adelante.

Receta médica: ecografía, reposo deportivo y unas taloneras ortopédicas.

Patético, pero si me llego a cortar el tendón de aquiles y me corto todo lo que me cuelgue.

[*] el auto-petetismo no es una término inventado por Jorge Corona ni un intento propio de ser burdamente ingenioso, es simplemente un error ortográfico de auto-patetismo. Releyéndolo, pienso que quizas que fue un acto fallido, por que puede haber algo más patético que el auto-petetismo? =p


Sin embargo, en una tercer y cuarta lectura de este término comienzo a inclinarme hacia conclusiones opuestas, y me animo a decir que lejos de ser un acto de patetismo podría considerarse una destreza suprema. Les dejo un adelanto de lo que podría venir.


12 comentarios:

  1. me hiciste acordar que capaz soy de las que describiste arriba, y que encima aburren, je.

    y también, que no hago nada de actividad física y siempre amago, empiezo, dejo, no empiezo, y así sigo.

    un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:37 a. m.

    Auto-petetismo?

    ResponderEliminar
  3. ja! si yo me quedé con lo mismo pero no quise preguntar=)

    ResponderEliminar
  4. jajaja. Qué patético!!!!!! y ahora no lo puedo corregir, xq quedaría sin sentido los comentarios.
    Impresionante, que fallido, puede haber algo más patético que el auto petetismo???????

    ResponderEliminar
  5. jaja! y no da el autopetetismo humm bueno dejemoslo ahí,
    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Yo no le llamo así. Le llamo elevar el nivel desde las propias frustraciones. No creo que haya mujer que le guste estar en esa situación o si. La culpa creo que a veces corre, a veces no. En mi caso, el mal es el desencuentro y tengo claro que a veces ha sido mi culpa, pero otras veces no.

    Gracias por reconocerme!

    Y sí, es patético. Pero es lo que hay.

    Estaría bueno un post de recomendaciones para salir del patetismo.

    Beso.

    ResponderEliminar
  7. jaaaaaaaaaaaa, debe ser por eso que finalmente termino eligiendo el mate con tostadas. por las dudas, vio, que me termine lastimando.

    by the way, no me parece patetico el auto-petetismo ... al contrario, me parece algo asombroso que alguien pueda practicarlo! y mejor lo dejo ahi.

    ResponderEliminar
  8. auto proveerse de felicidad es garantía de éxito, pero no sé a qué grado es bueno llegar...

    ResponderEliminar
  9. Bueno, la realidad es que no se si da o no da el auto-petetismo, pero si por trotar 15 minutos casi me corto el tendón de aquiles...
    Yo paso y por las dudas digo que no lo hagan en sus casas!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo amo el auto-patetismo, pero sospecho que si lo usara mis pocos ciberfans huirían jaja, porque no tengo esa sutileza graciosa de ciega por ejemplo.

    Son el tipo de cosas que solamente platico conmigo, y en mi cabeza todo el día me estoy riendo de mis traspiés.

    ResponderEliminar
  11. santo dios!!! no puedo parar de cometer errores con este posteo!!! Si dudas el post más patético de este blog.
    Es más, estoy pensando en que quizas tenga cierta maldición, o karma. Por las dudas no lo voy a corregir nunca más!!

    ResponderEliminar

Se produjo un error en este gadget.